Mis parejas no quieren verse ni cruzarse

Consulta recibida a las cuatro de la mañana en la Policlínica: Hola, tengo una relación abierta con mi novio desde hace dos años y hace un año descubrí mi bisexualidad y estoy "noviando" con una mujer. Ambos saben la existencia del otro, vieron fotos y yo les pase el celular de cada uno por si había alguna emergencia cuando yo estoy viajando o algo así. Pero nunca hablaron y cada vez que aparece una fecha (como mi cumpleaños o el 14 de febrero) en que puedan cruzarse las conversaciones se hacen más tirantes y veo que  los dos se ponen en pendejos. ¿Qué te imaginas que podría hacer? Porque cada vez pasa más tiempo. Esta consulta la recibimos por mensaje privado con su correspondiente permiso para ser difundida.

Hola! Si no quieren conocerse me parece que lo mejor es que no fuerces esa decisión. Te digo la posta, a izquierda y derecha, hacia arriba y hacia abajo... la gigante mayoría de las relaciones abiertas que conozco tienen o tuvieron un tema con la presentación.  

Cada persona tiene un proceso de aceptación diferente en su cabeza y también en su sentir.

Me pongo por un momento en abogado del diablo: No da flashear que somos re capos y que la cultura que nos rodea ni nos toca. Todos estamos influidos por las ideas aceptadas socialmente y hoy esas ideas que nos forman indican que la única manera posible de relacionarse es la monogamia y por lo tanto que el único desenlace posible para esa presentación sea negativo. Como ejemplo no quiero mencionar al payaso de Cacho Castaña que canta "si te agarro con otro te mato", porque es un extremo ya grosero y claramente repudiable que no deja lugar a dudas pero fijémonos en la mayoría de las series, canciones, cuentos y novelas cuando una persona ve a su amada con otra persona siempre hay un desenlace terrible y criminal de la escena. En el mejor de los casos el que ve eso se va herido y descorazonado, pero lo normal es un desenlace que incluya gritos, revoleo de cosas y mucha angustia pero mucha.

¿Cómo no van a tener miedo? Incluso si uno no sintiera miedo tampoco hay una costumbre sociabilizada de cómo actuar en esos momentos. Todos nos sentimos cómodos cuando sabemos cómo comportarnos en las situaciones de la vida cotidiana. Pero si yo veo que mi pareja se está besando con otra persona.... ¿Qué carajo se supone que debo hacer? ¿Me tengo que ir, asi les doy privacidad? ¿Me quedo para mostrar mi apoyo? ¿Saco fotos para ratonearme luego? ¿Pongo cumbia y bato palmas?

Descartada la opción de querer forzar una presentación, yo tampoco me dejaría forzar al silencio. Si ayer te viste con Mongo y la pasaste bárbaro... ¿Qué le vas decir a Monga "Ayer me vi con Mongo, de forma satisfactoria" como si fueras un robot? Dudo que alguna relación funcione si uno tiene que andar ocultando que está bien. Si no se quieren conocer ENTRE SI está todo bien, pero que no dejen de conocerte a vos y cómo cada cual te afecta positivamente A VOS.

Por otro lado también creo te vendría genial preguntarles si están con interés en saber cómo otras personas viven las relaciones abiertas. Esto lo digo muy a menudo porque realmente es muy exorcístico, al menos así me pasó a mi, saber que otras personas sienten igual que uno. Si hay otro boludo que siente igual que yo, seguro que no soy tan boludo o por lo menos me hará compañía.

Lamentablemente, cuanto más tarden en conocerse más se va a hacer una bola de nieve sobre el “monstruo” que se imaginan que es la otra persona, siempre sobredimensionándola con los miedos propios. Por lo general suele pasar que una vez que se conocen dicen: "al final le tenía tanto miedo y es re normal".

También sugeriría que si deciden conocerse no metas quinta a hacer planes entre todxs. Muchas personas tienen miedo a las presentaciones por lo que vendrá después: "Después de habernos presentado nos va a pedir hacer un trío" o "Después de conocernos va a sacar tres pasajes para irnos juntos a consumar nuestro amor y dialogar nuestras diferencias a las Sierras de Florencio Varela". Bajá un change.

Si se diera la posibilidad de una presentación, te dejo algunos ejemplos de cosas que podés hacer y que muchas personas usan para que el encuentro sea lo mejor posible:

  • Elegí un lugar con distracciones. Nadie va a un lugar a conocer a alguien como si fuera un proceso de estudio de biología. Generalmente las personas se conocen mientras hacen actividades juntos, en el colegio, en la facultad o en el trabajo. Esto no es diferente.

  • No hace falta que sea una jornada de veinte horas. Con un rato está bien. Tratá de tener el itinerario hablado desde antes, ya que probablemente las inseguridades estén a flor de piel en los primeros contactos y puede tomarse muy susceptiblemente que “te vayas con unx” si antes no estaba hablada esta posibilidad.

  • Crea normalidad. Trabajá sin descanso para crear normalidad: Como escribí arriba, además de los miedos normales que cualquier persona puede tener en esta situación, también está el miedo a participar de una escena que rompe completamente con la zona de confort. ¿Cómo se atenúa eso psicológicamente? Creando normalidad. Tratá de actuar lo más normal que puedas. Crear una altísima expectativa (o bajísima) no ayuda.

Espero te vaya bien, ¡y contanos cómo salió todo!