x

Iniciar sesión

¿No tenés cuenta?

Buscá a tus celos. Como mejorar los celos.

Hay muchas estrategias y herramientas para poder trabajar los celos. La N°1 para nosotrxs es comprender POR QUÉ TIENEN TANTA MALDITA CENTRALIDAD EN LAS RELACIONES AFECTIVAS y eso tiene que ver con el sistema de creencias del amor romántico. Es vital que comprendamos de dónde venimos y cómo pensamos las relaciones y el amor para poder manejar esa centralidad.

Pero además hay algunas otras pequeñas recomendaciones que ayudan en los momentos urgentes donde no hay demasiado lugar para la reflexión, la filosófia y la historicidad del amor, como por ejemplo, cuando estás pasando por el cuerpo todas esas emociones que generan los celos.

¿Estás pensando cómo dejar de ser celosa - celoso? ¿O como manejar los celos?

Pues, hay que indagar en el amor romántico pero también aprender sobre las emociones y cómo procesarlas. Para ello hay una técnica que es bastante apropiada y que no tenemos dudas que te va a servir para mejorar los momentos de celos.

Registrar lo que te pasa: Anotá. Anotá. Anotá.

 

Yo no pensaba que fuera tan útil hasta que años atrás, descreída, comencé a aplicar esta estrategia porque no daba pie con bola con los celos. Todos en esta casa escribimos en algún momento de nuestras vidas una especie de diario para mejorar los celos.

Sí. Nos ejercitamos porque no es magia como nos enseñó el amor romántico, sino que requiere cierto trabajito y es lógico que así sea, más cuando somos varias personas, como sucede en el poliamor o las no monogamias en general.

Es importante dejar registro de lo que va sucediendo, primero porque es liberador a nivel psicológico y físico dejar plasmado en una acción aquello que nos está molestando, fastidiando y de lo cual debemos ocuparnos, en este caso los celos. Tener la sensación de haber aplicado una acción reduce la ansiedad, los nervios y nos predispone a abordar la situación con un aire renovado. Nos obliga además a detectar comportamientos, patrones, hábitos que no colaboran con los objetivos, expectativas y deseos que tenemos y también aquellas situaciones en las que hemos resuelto de manera satisfactoria y nos permite volver a utilizar estas técnicas.

Llevar registro de lo que nos sucede con los celos además nos garantiza la construcción de una historia, nuestra historia, en donde se puede ver el desarrollo de nuestro camino en un tiempo futuro o analizarlo durante su tránsito o evaluarlo luego de años. Ver si tenemos creencias internalizadas (impuestas desde el exterior) que no nos podemos sacar de encima a pesar de rumiarlas y rumiarlas o si todavía somos presa de los sesgos cognitivos que nos colaboran en sentir celos.

Es todo un camino a recorrer buscar tus celos. Lleva tiempo, práctica y conocerte en otros aspectos que antes no lo habías hecho pero es el primer paso para tomar la decisión activa de ir cambiando el rumbo que nos han y nos hemos impuesto con respecto a la centralidad de los celos en nuestras relaciones afectivas.

Registrar no es pavada. Buscá a tus celos y vas a ver que alguna cosa vas a poder ir modificando poco a poco.